Cómo son los buenos programas terapéuticos de Dear Coach

La gran innovación de Dear Coach con respecto a otras plataformas de desarrollo personal es su articulación a través de programas.

Dear Coach

La gran innovación de Dear Coach con respecto a otras plataformas de desarrollo personal es su articulación a través de programas.

Dear Coach es una plataforma ambiciosa, novedosa y con un concepto único en español: la  de dar respuesta real a problemáticas reales. No nos valen ni las listas ni los directorios. Por eso, nos estructuramos a través de programas específicos. Todos ellos están diseñados para responder a preguntas reales con resultados contrastados. En Dear Coach nos tomamos muy en serio el desarrollo personal de los que acuden a nosotros.

Los programas de Dear Coach están ajustados a las temáticas a tratar


Puedes encontrar, por poner un ejemplo, terapias para tratar la depresión o para aumentar la autoestima. Y esto por decir unos cuantos nombres nada más. No vas a encontrar solo uno. El objetivo de Dear Coach es que haya donde elegir. ¿Por qué? No es manía ni algo semejante. Reiteramos: nuestra meta es la satisfacción del usuario. Y es una máxima que cuanta más oferta mayor calidad se genera. Simplemente porque así nos ponemos todos las pilas. Y ahora deberíamos poner una carita sonriente. ¡Nos quedamos y seguimos con las palabras!

Los programas de Dear Coach están diseñados por cada terapeuta

Y aquí llega otra novedad. Dear Coach no presta servicios en serie. Cada programa tiene que estar diseñado por terapeutas previamente validados. Bien es verdad que estos estarán acordes con unas técnicas ya comprobadas. Pero eso es una cosa y otra muy distinta tratar a las personas de forma uniforme y seriada. Así cada terapeuta aplicará una técnica que sabe y defiende como válida.

Dear Coach aboga por la transparencia total. Por eso, cuando te suscribes a un programa, verás en la columna de la derecha el importe total. Y si no puedes afrontar el pago, no te preocupes por eso, que vas abonando conforme se vayan generando las sesiones. Del otro lado (que todo tiene que ser recíproco) también el terapeuta sabe cuánto gana en todo momento. Nosotros (por nuestra parte) también lo tenemos controlado.

Cómo son los mejores programas de Dear Coach

Enumeramos diez características que nos gustan especialmente. Anota las tres primeras:

1.- Están de parte del usuario. Sí así sin más. En Dear Coach somos empáticos al máximo y creemos que tenemos que dar una respuesta real a una necesidad concreta. No nos valen generalidades.

2.- Están bien estructurados y la comunicación es clara, concisa, sencilla y fiable.

3.- Eso no quita para que expliquemos un poquito más. En Dear Coach estamos involucrados en generar confianza, transparencia y resultados demostrables.

Y seguimos con otras tres

4.- Están realizados por un terapeuta especialista en los mismos. ¿Cómo podemos ver que el profesional es competente? Mira (y mírate, ahora carita sonriente) el perfil. Aconsejamos a los terapeutas que no se ciñan a una sola problemática y que tengan un abanico amplio. Creemos que quien puede ayudar, lo puede hacer en circunstancias diversas.

5.- Son claros en cuanto al precio, número de sesiones y fórmula de ejecución. Bueno… eso son todos porque los que no cumplen estos requisitos ya nos encargamos de borrarlos e, incluso, de no publicarlos.

6.- Han pasado un proceso de validación por parte del equipo de Dear Coach. Venga… también son todos.

Y seguimos con otras tres más

7.- Han superado también el feedback (opinión) de los usuarios. Eliminaremos aquellos programas que, una vez realizados, no cumplan las expectativas mínimas de los usuarios.

8.- Son fáciles de encontrar en el cuadro de búsqueda. Y aquí pedimos ayuda a los profesionales para que los programas de Dear Coach se ajusten lo más posible a  una (solo una) de las múltiples categorías disponibles. Dicho esto, el usuario no tiene ni por qué pensar en esto porque (reitero) todos los programas han sido validados y editados.

9.- Están diseñados para un contratiempo concreto.

Y la última…

10.- Rara vez pasan de las cinco o seis sesiones. En ese tiempo, los terapeutas tienen que comprometerse a solventar o mitigar al menos una problemática real. Ni que decir tiene que hay ciertas dolencias que necesitan más sesiones y, por tanto, los programas están adaptados.

¿Te animas a entrar en los programas de Dear Coach?

¿Sabes que en Dear Coach ya hay cientos de programas para necesidades concretas? ¿Eres un profesional? ¿Te animas a publicar más o a darte de alta en Dear Coach? ¿Quieres ayuda como usuario? En este caso, solo comentarte que tenemos un buscador potente y que estamos a tu disposición para resolver cualquier duda que te surja.

Ahhhh! Y por último, Dear Coach, por su innovación, ha recibido el apoyo de Enisa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *