Constelaciones familiares, cuando cargamos con el clan

El término se ha puesto de moda e, incluso, tiene sus detractores acérrimos. Entre ellos se encuentran psicólogos de la escuela clásica que no tratan muy bien a este método terapéutico. Y lo mismo es hasta por desconocimiento, ya que las constelaciones familiares se anclan en las raíces mismas del psicoanálisis, el mismo que nació con Freud y su Significado de los sueños en 1901 poniendo patas arriba la concepción del ser humano que se tenía hasta la fecha. 

¿Qué son las constelaciones familiares y cómo nos ayudan?

En Dear Coach somos de dar, de entregar conocimientos y de ofrecer oportunidades de crecimiento personal a todo el que se acerque. Por eso, no nos interesa la polémica. Las constelaciones familiares, como su nombre indica, son un método de trabajo en el que se trata a los distintos miembros del clan como planetas, estrellas o cuerpos celestes. Con estos cuerpos celestes (y alrededor nuestra) buscamos el origen y la raíz de nuestros problemas indagando en el pasado y presente del clan familiar. Esto es, por medio de esta práctica se traen a la mente consciente conflictos olvidados, duelos no resueltos, culpas soterradas, dolor psíquico profundo…

¿Y cómo se hace esto? Poniendo en relación nuestro yo (que no el ego) con los miembros de nuestra familia. Ni que decir tiene que nuestra personalidad no se crea así sin más. Es el resultado del don (o destino) que traemos desde nacimiento a la que se suma la interacción con el entorno y se modifica por las expectativas puestas en nosotros, incluso antes de nuestra concepción. 

Las constelaciones familiares sacan a la luz esos roces y mandatos psíquicos que apenas somos conscientes de ellos para trabajarlos a nuestro favor. Su misión no es más que ponernos por delante aquello que tenemos oculto para poder superarlo y/o trascenderlo. 

Lo que nos vamos a encontrar en las constelaciones familiares 

Yo no quiero hablar de mi familia. ¿Sería posible hacer una constelación familiar si me niego a esto? La respuesta, mi querido lector, amada lectora, es no. Como su nombre indica, la constelación familiar nos dice de nosotros cuando nos miramos en todos y cada uno de los miembros de la familia. 

Buena parte de las personas que se interesan por este método manejan una autoestima muy baja sin darse cuenta que esta es el resultado de las expectativas de la familia sobre el individuo (o sobre el clan) más nuestras vivencias personales y el trato de amor (o no) recibido hasta la vida adulta. También hay quienes no encuentran resolución a conflictos de pareja sin ser conscientes que están repitiendo patrones aprendidos y caducos. Eso lleva, incluso, a consentir situaciones de abuso tan graves como el maltrato psicológico

Nuestros ancestros hicieron lo que pudieron con las herramientas y las circunstancias que tenían a su alcance en esos momentos. Tu bisabuela le repetía a tu abuela patrones de conducta que asimilaba como válidos. Estos se fueron repitiendo hasta llegar a ti que buscas ayuda para un problema concreto. Con esos otros conflictos estamos ahora en Dear Coach

¿Qué problemáticas pueden resolverse con las constelaciones familiares? 

Prácticamente todos los del alma humana. En el apartado de eventos de Dear Coach, ofrecemos a menudo talleres sobre constelaciones familiares en los que puedes encontrar la luz a los siguientes conflictos: 

1.-Ansiedad generalizada y miedos difusos que no sabes de donde vienen y te tienen atrapados en una zona de confort que sientes que no te sacia. En estos casos puedes entender qué ha ocurrido para llegar hasta aquí de una manera muy rápida. 

Problemáticas emocionales y de relación. 

2.- Conflictos amorosos que requieren, incluso, terapia de parejas. Hay personas, incluso, que se preguntan que hay de disfuncional dentro de ellas para no encontrar ese compañero de vida  que tanto ansían. 

3.- Es una herramienta útil para conocer cuáles son los orígenes de esos conflictos que, de manera inconsciente, estamos trasmitiendo a nuestros hijos. Con estos métodos se puede alcanzar una buena claridad mental para retomar la senda perdida de la concordia en el ámbito familiar. 

Constelaciones familiares para entender las adicciones y otros problemas de salud

4.- Aunque salir de las adiciones no es de un día para otro y se exige un esfuerzo mayor, también pueden ser de ayuda las constelaciones familiares para entender la raíz del problema. 

5.- Ese cansada de todo que, a veces, nos invade puede solucionarse buscando el origen de nuestro malestar en una constelación familiar. 

Conflictos profesionales y/o económicos

6.- Cuando se da un acoso laboral y/o situaciones de bullying en el colegio podemos recurrir a las constelaciones familiares para entender qué ha pasado en nuestro interior que hemos desembocado en esa situación. Aunque en estos casos se necesita de terapia para atender la víctima, sí es imprescindible ir a la raíz del problema para impedir que se repita de nuevo. 

7.- También son de ayuda para personas con problemas económicos que se ven perdidos a la hora de generar riqueza. O que generándola no la retienen para su crecimiento personal. En estos casos es importante estudiar cuáles son los mandatos que nos impiden expansionarnos en este sentido. 

8.-Las constelaciones familiares también dan luz para problemas con figuras de autoridad como jefes. Y nos ayudan a mejorar relaciones de trabajo con compañeros, socios y/o clientes.

¿Siempre dan resultado?

Las constelaciones familiares tienen un alto porcentaje de resultados positivos pero no siempre funcionan. A veces, se da que no tenemos esos datos que nos dan luz sobre esa línea relacionar que es importante. En otras, estamos tan cerrados a lo que se nos ofrece (por las razones que sean) que no acertamos a seguir con aquello que está ante nuestros ojos. También puede suceder que estemos en una gran crisis existencial, en un cuadro de ansiedad o en una depresión profunda. En estos casos, puede que estemos tan enredados que no vamos a ver por dónde se sitúa nuestra constelación familiar. 

A la hora de realizar las constelaciones familiares cobra un fuerte valor el facilitador o facilitadora de las mismas. Se trata de la persona que guía al consultante por esas líneas, círculos o espirales familiares que no dejan avanzar. Es importante que sea una persona capacitada con el alma y la visión tan amplia que nos ayude a sacar a la luz ese oculto del inconsciente que nos está dañando. 

¿Acaso se debe hacer algo más después de hacer las constelaciones familiares? 

Por supuesto, ten en cuenta que esto es un mapa de nuestro universo espiritual, único e irrepetible. Con esa guía debemos avanzar, caminar, transformar y modificar. De nada nos sirve que hay un conflicto en un punto si no estamos dispuestos a moldearlo para que no nos haga daño, en primera instancia, y nos sirva, en segunda instancia, para sacar nuestra mejor versión. 

Con esa guía puedes caminar hacia la serenidad y la plenitud, encontrando ese camino vital en el que das lo mejor de ti mismo a la par que te vas construyendo como una persona cada día más sabia. 

Recuerda que tenemos abierto hilo siempre y que pedes dejar tu opinión en la casilla comentarios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *