5 alimentos básicos en los desayunos saludables

Desayunos buenos

Consejos para disfrutar de la primera comida del día en familia o en pareja o en soledad

¿Cómo ves eso de desayunar tranquilamente con la vajilla buena y además con alimentos saludables? ¿No te parece una buena idea empezar todos los días de tu vida de una forma tan fantástica? ¿Estás conmigo que es la manera más eficaz de salir con buen pie a la calle? Hoy seguimos con la alimentación consciente en Dear Coach y traemos estos cinco grupos de alimentos para hace ricos desayunos saludables. Esta primera comida del día nos va a ayudar, incluso, para superar trastornos de depresión o de ansiedad. Así que anotamos los siguientes grupos de alimentos que puedes completar, de vez en cuando, con algún plato a base de huevo.

1.- Cereales integrales y con semillas a ser posible de harinas biológicas

Los desayunos saludables tienen que tener sí o sí cereales integrales bien en forma de copos o ya realizados en pan. ¡Ojo! No todos sirven. Ten en cuenta que algunos compuestos del mercado (normalmente los que hacen más publicidad) están elaborados con grasas saturadas y/o azúcares peligrosos para la salud.

Por eso, la mejor opción es optar por elaboraciones ecológicas de proximidad (que el pan no haya viajado medio mundo) sin conservantes y colorantes. Selecciona los integrales y los que llevan semillas secas (que no estén fritas por su contenido graso). Puedes elegir los que llevan pipas de girasol (ricas en vitamina E), de amapola (que nos ayuda a controlar el estrés), de calabaza (buenas para la próstata)…

Los beneficios del pan tostado

El pan tostado (muy poco y por ambas caras) que no llegue a quemarse es de más fácil digestión. En este proceso se rompe el almidón propio de los cereales y se convierten en dextrinas. Además, aporta los hidratos de carbono necesarios para empezar el día con energía. Los integrales por su parte llevan un extra de fibra. Con ello conseguiremos no solo ayudar al organismo a eliminar desechos tóxicos sino también a estar saciados por más tiempo.

2.- Los desayunos saludables tienen fruta fresca y zumos naturales sí o sí

Ya tenemos una ración de cereales, el primer alimento manipulado por el hombre y presente en todas las culturas. Pues bien, en los desayunos saludables tampoco puede faltar la fruta fresca de temporada. Estamos de acuerdo de que un delicioso zumo de naranja se apetece nada más levantarse, pero eso no quita para que te prepares uno de otras frutas. Conseguiremos micronutrientes esenciales como los minerales y las vitaminas, pero también otra buena ración de fibra y azúcares. Es más, la glucosa de la fruta es mucho más saludable durante esta primera hora de la mañana cuando tenemos todo el día por delante para metabolizarla.

¿Qué frutas son las más adecuadas?

Las frutas más adecuadas para esta primera hora del día son los kiwis con el doble de vitamina C que la naranja y, además, controla el tránsito intestinal. Los frutos rojos (como arándanos, moras, grosellas, cerezas o madroños) son altamente antioxidantes y otra opción en los desayunos saludables. Tienen, además, efectos depurativos, anti-inflamatorios y son beneficiosos para la salud cardiovascular así en general. Ya están presentes en todos los supermercados corrientes. Así que no hay excusas para apuntarse a estos deliciosos frutos. No te olvides tampoco de la papaya (con compuestos anti cancerígenos) y el mango tan suave y delicioso que es todo un placer.

3.- En los desayunos saludables se sustituyen los lácteos por leches vegetales

Lo mismo vas a querer mezclar los cereales enteros o molidos con estas deliciosas frutas (que pueden ser también plátanos, piña o melón). En este caso, quizás quieras mezclar con algún lácteo. Aunque los dietistas están divididos, sí es mayoritaria la corriente que propone eliminar los lácteos de procedencia animal de la dieta. Sus encimas son difíciles de romper por los ácidos del estómago y, por tanto, pasan al hígado sobrecargándolo innecesariamente. De hecho, se eliminan de las dietas para adelgazar porque estos productos suelen hinchar el organismo.

Leches vegetales en los desayunos saludables

Hoy, en los desayunos saludables de Dear Coach abogamos por las deliciosas leches vegetales extraídas de los cereales. Si eres de los que no renuncian a la procedente de animal, decántate mejor por la de cabra (más fácil de digerir). Es también mejor opción el kéfir al yogur y este es más saludable que la leche líquida. Una idea es hacerse un rico muesli natural al que puedes añadir frutas desecadas como los orejones, pasas y dátiles. Otras opciones son las nueces trituradas, los piñones, anacardos naturales y pistachos mondados.

4.- Utiliza grasas vegetales con moderación

Los que sean de la típica tostada mañanera estarán buscando una grasa saludable para acompañar. Aunque la mantequilla, margarina, mantecas y patés están presentes en los estantes de los supermercados, sencillamente tienes que eliminar estos productos de tu dieta. Ya no es por el nivel calórico (que también) sino por el efecto perjudicial que realizan en tu organismo. Aumentan el colesterol denominado “malo” estrechando las arterias y subiendo sin parar tu riesgo a padecer cualquier cuadro en el sistema cardiovascular. Ni que decir tiene que si estos productos no deben formar parte de los desayunos saludables de los adultos, tampoco de los niños.

El aceite de oliva, la mejor opción dentro de las grasas saludables

Hay familias que adquieren estos productos para ablandar y hacer más suaves las tostadas de los peques. No es una buena idea. Desde pequeños debemos acostumbrarlos a los aceites vegetales, especialmente al de oliva virgen extra. Aunque pueda parecer ácido para el paladar de los niños a poco que lo prueben les va a encantar. El oro líquido ayuda a mantener la piel sana, a tener el colesterol a raya, a cuidar de nuestras neuronas, a favorecer el sistema circulatorio, a perder peso… Aún tenemos más razones. Combate la diabetes, fortalece el sistema inmunológico y es un amigo para mantener los huesos fuertes y sanos.

5.- Comienza la mañana con un té verde altamente antioxidante

¿Que tú eres de café? Bueno… puedes seguir con él siempre y cuando sea con moderación. Eso sí, a los desayunos saludables les gusta el té verde así sin más, sin azúcar ni añadidos. Apenas tiene 5 calorías. Esto es, te va a permitir perder peso. Pero, con esto únicamente no te voy a convencer. Así que anota:

Tres beneficios saludables del té verde

  • Es tan altamente antioxidante que está en el top ten de los alimentos que combaten el cáncer y las enfermedades degenerativas.
  • No te sobreestimula como el café y, a la par, te ayuda a combatir la fatiga y el cansancio.
  • Te va a permitir mantener la concentración durante más tiempo.

Otros tres beneficios para la salud del té verde

  • Los últimos estudios apuntan a que puede prevenir los problemas del hígado graso y también a salir de las resacas, aunque lo mejor es no llegar a este estado.
  • Es un fantástico aliado en dietas para bajar peso. Y el té verde no solo debe estar en los desayunos saludables por sus 5 calorías por taza sino también porque es un quemagrasas natural. ¿A qué esperas para apuntarte al té verde?
  • Además, posee otros beneficios para el sistema inmune, óseo y articulatorio.

¿Qué me dices? ¿Nos apuntamos al té verde?

Agua con limón antes de comenzar tus desayunos saludables

¡Y no te olvides del agua con limón en ayunas! Te ayudará a limpiar el organismo y  controlar el equilibrio alcalino-ácido. Son múltiples los estudios que prueban que nuestro cuerpo funciona libre de enfermedades en un entorno alcalino. El estrés, la comida basura, las bebidas carbonatadas, la ansiedad por comer y las prisas contribuyen a crear un medio ácido. Recurre al limón para volver al entorno alcalino que necesitamos. Además te va a ayudar con trastornos alimenticios de todo tipo.

¿Sabes que en Dear Coach tenemos terapeutas especializados en nutrición que te van a ser guías para mantener una dieta equilibrada? ¡Pregúntanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *