Cómo mejorar la autoestima con estos diez consejos

En Dear Coach damos unas claves para mejorar la autoestima y emprender el camino de la autovaloración

Subir autoestima baja

La autoestima va más allá del amor propio y del quererse de manera superficial a uno mismo. Aunque el término se encuentra por todas partes es, a veces, difícil de delimitar. A poco que indagamos podemos encontrar un mundo infinito. Hoy ponemos un granito de arena en el conocimiento y anotamos que todos tenemos en nuestro interior (muy oculto a veces) un tesoro.

Podemos definirlo como el conjunto de cualidades y virtudes que nos hace seres únicos. Ese tesoro es nuestro valor, es nuestro ser como personas irrepetibles. Cuando lo encontramos, lo miramos y lo aceptamos nuestra autoestima (el amor que sentimos por nosotros mismos) se queda en línea con el universo. El resultado es que empezamos a caminar por la senda de la felicidad, la serenidad y la paz.

Qué es la baja autoestima

Por el contrario, la baja autoestima es no creer en uno mismo. Es no haber encontrado ese tesoro que nos hace únicos. Eso nos lleva por un camino complicado en el que todo se tuerce. No creemos en nuestras posibilidades a la hora de afrontar cualquier circunstancia (desde un trámite administrativo hasta la búsqueda de pareja pasando por un empleo enriquecedor.

Además, la baja autoestima nos hace creer en la mala suerte, nos empuja por el rencor, la infelicidad y nos hace creer que todos alrededor lo hacen mejor. En último extremo nos puede hacer  resbalar por el terraplén de una depresión.  En esta situación llegamos a creer que estamos en una especie de condena y que la dicha nos está vetada. Pero eso lo vamos a romper hoy con estos 10 consejos básicos para mejorar la autoestima.

1.- Convéncete de que eres una persona única, es el primer paso para mejorar la autoestima

Nadie vive la vida de otro. Tú eres únic@ e irrepetible. Detrás de los estereotipos hay un alma que pugna por ascender al amor, a la alegría, a la luz de la felicidad. Tú eres esa persona. Otra cosa son las capas de “lo que sea” que tengas encima, pero tu espíritu radiante está dentro de ti esperando salir a la luz. ¡Se puede! A veces, solo necesitas un poquito de ayuda, una mano amiga para comenzar a andar el camino. Una autoestima baja te impide recorrer ese camino.

2.- Nadie puede ponerse en tus zapatos, recuérdalo siempre

Desconfía (incluso de estas líneas) si te dicen que te entienden y sabes lo que sientes. Si no ves que es alguien que, a todas luces, viene para ayudarte, con toda seguridad será para lo contrario. Las personas con baja autoestima atraen como un imán la mala suerte en forma de trabajos en los que se les explota, parejas abusivas (cuando no maltrato), enfermedades y contratiempos diversos. Por eso es tan importante reconocer qué es lo que te ocurre y empezar a trabajar en tu camino de felicidad.

3.- Por tanto, para mejorar tu autoestima comienza alejándote de personas que siempre están dando consejos

Ese siempre será un buen consejo (aunque lo apliques con nosotros también): que comiences a poner en cuarentena la opinión de los demás. Tú eres tú y a no ser que pidas ayuda, consejo, una mano amiga, desconfía de todo aquel que sabe cuál es tu solución. Solo un buen terapeuta (sin segundas intenciones) tiene los métodos para que comiences el camino del empoderamiento y, por tanto, de la felicidad.

4.- Y no hay nada peor para la autoestima que rodearte de personas que siempre te están diciendo lo mal que lo haces

Si es así, ve diciendo adiós. Eso no quita para que te esfuerces, en la medida de lo posible, por hacer de tu vida una “obra de arte”. Pero una cosa es ser detallista y otra muy distinta es dar y dar y dar y dar sin que el otro (o los otros) estén satisfechos. Este tipo de situaciones van alimentando una baja autoestima hasta límites terribles. Alejarse de ellas es el primer paso para mejorar la autoestima.

5.- Aléjate de los agoreros del miedo que también te impiden mejorar tu autoestima

Son un subgrupo de lo anterior: las personas que no viven por miedo a todo.  Que vale que hacienda o los virus están ahí, pero estar constantemente augurando una tragedia no le viene bien a tu autoestima. Es más, cuando te enfrentas a esos temores (los que sean) tu autoestima comienza a elevarse de manera exponencial.

6.- No todo está fuera que también depende de ti

Y ya que hemos espantado todo lo que nos daña tenemos que empezar, incluso paralelamente, un trabajo con nosotros mismos. Es nuestro primera obligación casi  trabajar nuestro interior para sanarnos,  querernos y sabernos merecedores de lo que tenemos o queremos conseguir.

7.- Convéncete de que te mereces vivir mejor (ya sea pareja, trabajo e, incluso, salud)

Si crees que “eso no es para ti” eso no será para ti y no lo será nunca. Convéncete que mereces lo mejor. Hasta que no lo hagas no llegará aquello que tanto anhelas y te hará feliz. Mientras eso sucede disfruta de la soledad, de tu mundo interior, de ti mism@. No tengas miedo a ver reflejados tus fantasmas. De aquí va a salir una persona más fuerte, poderosa, libre y… feliz. Y es un paso importante para mejorar la autoestima.

8.- Visualiza a dónde quieres llegar

A veces nos bloqueamos. No sabemos qué es lo que queremos. Y no estoy hablando de un buen coche o de cosas materiales (o sí). Estamos hoy con bienes espirituales, con dones anímicos, con vibraciones que nos llevan al amor. Y ese amor tiene que ser, en primer lugar, hacia nosotros mismos. Hasta que no consigamos entrenarnos en este cariño la baja autoestima estará siempre al acecho para boicotear todos nuestros planes.

9.- La procrastinación es incompatible con el hecho de mejorar la autoestima

¿Y qué es procrastinar? En esencia, es dejar siempre para luego lo que tienes que hacer ya. Es no enfrentarse a los miedos o no cuidarnos como debemos. Procrastinar es no esforzarnos por conseguir aquello que deseamos. Así que no hay excusa para las excusas.

10.- Haz gestos pequeños hasta llegar a esa meta que te has propuesto

Además, cuando empezamos el fascinante camino del desarrollo personal (que con probabilidad se inicia trabajando la autoestima) la meta se nos antoja lejana. A veces lo está o, sencillamente, nos puede parecer más compleja de lo que realmente es. Por eso, la única estrategia posible es ir dando pequeños pasos, ir consiguiendo objetivos alcanzables. Así poco a poco, uno a uno, día a día… iremos cimentando una autoestima sana, pilar básico para nuestra felicidad.

Otro día más! Si te ves que flaqueas, que no tienes la suficiente fuerza para emprender este camino en soledad nuestros terapeutas están para ayudarte. Sabemos que es duro. Por eso es tan importante esa mano amiga a la par que experta para enseñarnos a progresar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *